caye-casas-la-mesita-del-comedor

El director de cine Caye Casas: «Me como mucho la olla»

10/06/2022

Se define en los perfiles de sus redes sociales como “el mejor dibujante y director de cine del mundo… según mi madre”. Pero sin necesidad de acudir a mamá, Caye Casas se define como un “cuenta cuentos”. En sus inicios, contaba historias a través del cómic y del dibujo. Y así se pasó 20 años, siendo y viviendo de ser dibujante profesional. Luego, con el cine, está intentando forjarse una carrera, en un medio artístico que le apasiona y con el que espera (y desea) ganarse la vida. ¿Cómo? Pues como mejor lo sabe hacer: explicando historias a través de pelis y series.

1.¿Eres más director de cine que dibujante o al 50-50? Y, ¿por qué? 

Pues te diré que de dibujante me iba muy bien, me ganaba la vida extraordinariamente, y disfrutaba de mi trabajo, publicando cada día en medios como el diario Sport, Interviú, la revista oficial de la NBA, Cinemanía y varios medios de comunicación. Una época muy buena que la crisis en la venta de prensa -debido a las nuevas tecnologías- acabó por destruir. Es entonces cuando decidí dar el paso al cine, con cortos y mi primera peli. Ahora espero que mis proyectos futuros generen éxitos y me permita explicar mis historias.

Tengo mucho que contar y poco tiempo, así que empecemos con La Charito a hacer realidad todo lo que queremos contar

2. Entre tu filmografía, tienes títulos tan metafísicos como “Nada”, “RIP” o “Matar a Dios”. ¿De dónde viene tu interés por la filosofía?

Siempre he sido una persona que “se come mucho la olla”. Caye Casas no es una persona culta, es un fracasado escolar a quien expulsaron del cole. Tengo, por tanto, pocos estudios, no me he adaptado nunca a esta sociedad. Así que voy a lo mío, observo y analizo mucho la vida y, a partir de ahí, saco mis conclusiones (acertadas o no). Y de todo ese mejunje me surgen las ideas para contar mis historias.

3. Y, ¿cuál es la pregunta existencial que más veces te ronda por la cabeza?

La muerte y el paso del tiempo son mis dos temas clave, que me obsesionan y no me dejan vivir en paz. Esos dos temas son lo que intento reflejar en mis historias. Todos vamos a morir y nuestro tiempo es muy limitado, hay que aprovechar ese tiempo lo mejor posible. Esto es, precisamente, mi filosofía de vida. Pero, a veces, por varios temas, es difícil mantener esa tesis con éxito. El dinero, en nuestra sociedad, se entromete en nuestras vidas y repercute en nuestro tiempo vital. En fin, me estoy enrollando demasiado, con una birra de por medio me explicaría mejor.

(¡Cuando quieras seguimos filosofando con la birra!).

la-mesita-del-comedor-caye-casas-la-charito-films-9894

4. ¿De dónde viene tu pasión por el cine? ¿Cuándo descubriste que querías dedicarte al séptimo arte?

No lo sé exactamente. Mi abuela me explicaba cuentos cuando era pequeño, lo hacía muy bien, tanto, que le hacía repetir cuentos constantemente. Ella es un referente para mí por como cuenta cuentos (y más cosas, claro). Luego llegó a mi vida el cine… ¡Ir al cine! Me pasaba más tiempo viendo pelis en el cine que en el cole. Y, claro, ir al cine en los 80 era mágico, salías flipando de la sala y lo único que yo quería es que mis historias se vieran en pantalla grande.

Lamentablemente, los cines van desapareciendo, y la cultura de ir al cine está en coma.

5. Y, de repente, llegó La Charito Films a tu vida. ¿Cómo fue? ¿Dónde “os enamorasteis”?

Pues Diego, de La Charito, es un enamorado del corto «RIP», que creo que vio en Sitges por primera vez, cuando ganamos ese año el festival y en seguida se interesó por mi trabajo. Eso fue en 2017. Yo le comenté que quería hacer una peli basada en ese corto, pero pasaron muchas cosas, pasó el tiempo y… no se pudo concretar nada. Pero la vida es curiosa y este año (2022) el destino hizo que La Charito entrara en coproducción de mi segunda peli, «La mesita del comedor«. Diego, que es un tipo de ideas claras y persistente, me volvió a hablar de «RIP la película» y entonces aposté porque fuera él quien produjera esta historia. Llegamos a un acuerdo y espero -y deseo- que, en breve, empecemos a rodar para petarlo como los dos merecemos. «RIP la película» ¡puede ser un bombazo!

6. Acabas de rodar “La mesita del comedor”, ¿qué destacarías de esta película?

Uffff… Es una historia que quería contar desde hace años. Una peli que no es para todos los públicos, que nada a contracorriente de lo que se está haciendo en la actualidad. Es una peli incómoda, políticamente incorrecta, con humor negrísimo y una tragedia bestial. Yo estoy enamorado de «La mesita del comedor«. El rodaje fue tan duro como la peli, pero la satisfacción de hacerla y las altas expectativas que tengo puestas en ella, harán de este duro viaje una experiencia muy positiva para todos los que están en el proyecto.

7. Leyendo la historia uno se pregunta: ¿has tenido algún trauma montando muebles de Ikea?

¡Odio el bricolaje, sí! Pero el tema central no es montar muebles, el tema es… lo frágiles que podemos ser cuando la vida te pega una ostia inesperada y la crueldad de vivir puede ser aterradora.

8. ¿Algo más que quieras contarnos?

Que quiero rodar, sin parar, sin descanso. Rodar mis historias y que lleguen a cuanta más gente mejor. Creo que se está produciendo mucho en la actualidad, pero un gran porcentaje de lo que se produce es mediocre y repetitivo. Yo quiero contar cosas diferentes, originales, auténticas y que no dejen a nadie indiferente. Dicho esto, quien apuesta por mis historias tiene que apostar por mí. Es una apuesta arriesgada, pero a veces ¡hay que arriesgarse para sentirte vivo!

Newsletter de LaCharitoFilms

© LA CHARITO FILMS, S.L. Todos los derechos reservados. Design by CreaBarcelona & IndianWebs.