invertir en cine

¿Qué debes saber si quieres invertir en cine?

10/11/2022

El pasado martes 25 de octubre, por la tarde, el CEO de La Charito Films, Diego Rodríguez, tuvo ocasión de participar en la sesión «Hablemos de rentabilizar el dinero«, junto a Juan Mª Prieto, productor ejecutivo en Biopic Films. La sesión formaba parte de la «Jornada fiscalidad» sobre «Deducciones fiscales por inversión en proyectos cinematográficos y culturales». Ambos fueron  invitados por el Colegio de Economistas de la Región de Murcia y la sesión se retransmitió -vía preinscripción- por su canal de Youtube. Fue presentada por Ramón Madrid, que es decano de este Colegio profesional, moderado por José Antonio Alarcón, de la comisión fiscal del Colegio y, coordinado por Marcos Antón, director de la Escuela de Economía. Os explicamos a continuación las principales ideas que hizo llegar Diego Rodríguez durante la sesión, a las personas que lo siguieron en la sede del colegio y vía streaming:

Lo primero que debes saber es que «el sector audiovisual es estratégico para el Gobierno español«. Por este motivo, el Gobierno concede una serie de beneficios para fomentarlo, mediante leyes que promueven subvenciones y deducciones fiscales. Eso sí, las inversiones se realizan a producciones españolas de largometrajes y cortometrajes cinematográficos y a series audiovisuales de ficción, animación o documental. Las producciones, además, deben realizarse en territorio español; al menos el 50% de la base de la deducción.

Las deducciones fiscales aplicables se recogen en la ley 27/2014, del impuesto sobre sociedades

¿Cuánto podemos deducir por una producción audiovisual?

La deducción por este tipo de actividades se calcula en un 30 por ciento respecto del primer millón de base de la deducción y, en un 25 por ciento, sobre el exceso de dicho importe.

El límite de la deducción por producción no podrá ser superior a 10 millones de euros. Y, aunque suene a una cantidad muy elevada, lo cierto es que es muy pequeña si la comparamos con las producciones norteamericanas. Por tanto, creo que debería revisarse al alza, para que podamos tener más oportunidades en el sector.

Invertir en cine es una operación segura por ley con una rentabilidad del 20%, que puede durar entre 6 meses y 1 año

¿Cuáles son los requisitos de la inversión?

Son, sobre todo, dos. El primero, que la producción debe obtener el correspondiente certificado de nacionalidad y otro certificado que acredite el carácter cultural en relación con su contenido. Es decir, su vinculación con la realidad cultural española, o su contribución al enriquecimiento de la diversidad cultural de las obras cinematográficas que se exhiben en España. Y, el segundo, que se debe entregar una copia nueva y en perfecto estado de la producción, a la Filmoteca Española o a la Filmoteca oficialmente reconocida por la respectiva Comunidad Autónoma.

Según el Artículo 39 de Normas comunes a las deducciones, además, esta deducción puede aplicarse en las liquidaciones de los períodos impositivos que concluyan en los 15 años inmediatos y sucesivos. Tiene 15 años, por tanto, para deducirlo que, para mí, es más que suficiente. Yo la verdad es que recomiendo recuperar la cantidad vía deducción o inversión, en el primer año de inversión.

A empresas de nueva creación o a las que no tienen beneficios no les aconsejo invertir

Las personas que pueden invertir son autónomos y empresarios. Como lo que se vende es la deducción fiscal, el inversor no participa ni en beneficios ni en pérdidas, ni tampoco tiene la propiedad intelectual de la película. Tiene, por tanto, una rentabilidad por su inversión. Invierten, además, en la deducción generada que el productor no puede aplicar en su impuesto de sociedades. Aquella cantidad es como un anticipo de pago que tiene unos beneficios para el inversor.

invertir en cine

¿Qué novedades hay para invertir en cine?

Desde el año pasado, se puede invertir en cine, hasta el 50% de la cuota íntegra, cuando antes era tan solo hasta el 25%. Otra novedad es que, antes, la transmisión de la deuda era una operación legal complicada y, también, muy costosa para los productores, a través de una Asociación de Interés Económico (AIE). Sin embargo, hoy sólo es necesario un contrato privado que luego hay que comunicar a hacienda (a través de su web), lo cual es más sencillo y económico. Y es una buena noticia, porque hacer cine es muy costoso y cuanto más se puedan simplificar y abaratar los trámites, mejor.

El contrato de financiación debe incluir:

a) La identidad de los contribuyentes que participan en la producción.
b) La descripción de la producción.
c) El Presupuesto de la producción con descripción detallada de los gastos y, en particular, de los que se vayan a realizar en territorio español (hay gestorías especializadas que lo calculan).
d) La forma de financiación de la producción, especificando separadamente las cantidades que aporte el productor, las que aporte el contribuyente que participe en su financiación y las que correspondan a subvenciones y otras medidas de apoyo.
e) Las demás cuestiones que reglamentariamente se establezcan (no desarrollado hasta el momento).

Desde aquí queremos dar las gracias al Colegio de Economistas de la Región de Murcia por contar con nuestra participación en una sesión que fue interesantísima.

Newsletter de LaCharitoFilms

© LA CHARITO FILMS, S.L. Todos los derechos reservados. Design by CreaBarcelona & IndianWebs.